5 ejercicios para reducir la papada

5 ejercicios para reducir la papada
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los ejercicios de papada pueden ayudar a tonificar los músculos de la cara y de la mandíbula,y mantienen la piel firme a lo largo de la línea de la mandíbula, para deshacerse del exceso de grasa y disminuir tu papada.

Hay que tener en cuenta que la pérdida de peso a menudo puede ayudar a eliminar la papada, pero no todas las personas que tienen papada tienen sobrepeso, ya que a veces, la causa es genética.

147308928

Los siguientes ejercicios pueden ayudar a reducir la papada y mejorar tu aspecto:

1) Para tonificar los músculos de la mandíbula, el cuello y la garganta, debes de elevar el mentón, de manera que te encuentres de pie o estés sentada con la espalda recta;  inclina la cabeza hacia atrás hasta que mires el techo y frunce los labios como si fueses a besar el techo, contando mentalmente hasta cinco y repetir de cinco a diez veces.

2) Este ejercicio además de estirar y tonificar los músculos de la mandíbula, garganta y cuello, también libera la tensión de los hombros y alivia el dolor de cuello y hombro; para ello de pie o sentada con la columna recta, coge aire, mientras giras la cabeza a un lado y mirar hacia ese lado, hasta tocar el hombro con la barbilla.

Luego exhala el aire, girando la cabeza hacia abajo hasta descansar la barbilla en el pecho, siempre manteniendo la columna recta y los hombros erguidos; después inhala y realiza el ejercicio hacia el otro hombro, repitiendo en ambos hombros de cinco a diez veces.



3) El siguiente ejercicio reduce papada y estira los músculos de la cara; debes de mantener la columna erguida e inhala aire profundamente por la nariz y exhala lentamente, mientras tarareas con los labios apretados. Mientras que estás inhalando y exhalando, mueve tu mandíbula como si estuvieras masticando.

Cuando termines de exhalar, abre la boca  ampliamente e inhala y exhala el sonido “ahh” de sonido. Para ayudar a relajar la mandíbula, coloca la punta de tu lengua suavemente contra la parte posterior de los dientes de abajo y repite todos los pasos del ejercicio de cinco a diez veces.

4) Para mantener  la garganta firme, este ejercicio fortalece y tonifica el platismamúsculo grande que va desde la línea de la mandíbula a tu hombro-. Con la columna erguida, aprieta tus labios contra los dientes y gira las esquinas de la boca hacia abajo, de manera que los tendones del cuello queden marcados; abre la boca ligeramente, para activar los músculos de la mandíbula y mueve tu madibula de arriba a abajo de cinco a diez veces. Repite el ejercicio de cinco a diez veces.


5) Para trabajar bien el platisma, abre tu boca y estira tu labio inferior sobre los dientes  inferiores, y mueve tu mandíbula inferior de arriba a abajo; repite este ejercicio de 10 a 15 veces y añade repeticiones a medida que se refuercen tus músculos faciales

Fuente Imagen ThinkStock.

Comparte este artículo