Bioestimulación, lo último en antiaging facial

Bioestimulación, lo último en antiaging facial
Comparte este artículo
Autor: Comentar

¿Has oído hablar de la bioestimulación, lo último en antiaging facial?, el envejecimiento es una consecuencia del paso del tiempo y de la exposición de la piel a los agentes externos, que dejan nuestra superficie cutánea con signos visibles de daño celular; así como una pérdida de brillo, suavidad y tono,  que favorecen la aparición de arrugas y la caída del tejido.

Bioestimulación, lo último en antiaging facial

Con suerte actualmente se puede luchar contra estos signos de envejecimiento mediante el uso de la técnica de bioestimulación con factores de crecimiento obtenidos de plaquetas,  cuya misión es estimular las células llamadas fibroblastos que son responsables de la síntesis de colágeno y elastina, muy importante para  conservar la estructura facial.

Cómo funciona la bioestimulación

Este innovador tratamiento de antiaging facial nos ayuda a tratar zonas específicas de nuestra piel, para saber cómo funciona la bioestimulación presta atención a las siguientes líneas:

-El método se lleva a cabo tomando una pequeña muestra de sangre del paciente y separando una fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas, que contienen en su interior factores de crecimiento, las cuales se pueden colocar en la piel del paciente para estimular la regeneración del tejido cutáneo.

-Para optimizar el resultado y estimular la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico, se proporcionan los elementos necesarios para la producción de aminoácidos, coenzimas y vitaminas entre otros, que se colocan directamente en la piel o a través de suplementos orales.

-Con el objetivo de crear un ambiente ideal de la piel para la neoformación de las fibras de colágeno, elastina y ácido hialurónico, son estimuladas con el láser los receptores mitocondriales de las células. Todo el procedimiento de la bioestimulación se realiza en aproximadamente una hora y se repite hasta tres veces, con intervalos de un mes entre las sesiones, logrando así los mejores resultados.

qué es la bioestimulación

Beneficios de la bioestimulación

Entre los beneficios de la bioestimulación destacan los siguientes:

-Mejora el brillo, la suavidad y el tono pasados entre tres y seis meses,  el tiempo necesario para que el organismo sintetice las nuevas proteínas regeneradoras.

-Es un complemento fabuloso para realizar otros tratamientos de antiaging facial como peelings, donde se administran los factores de crecimiento por medio de vaporización, mejorando notablemente los resultados y acortando  el tiempo de recuperación después de un peeling normal.

-El tratamiento es personalizado, por lo que no existe riesgo de rechazo, alergias o contraindicaciones y es aplicable a cualquier persona que quiera mejorar la calidad de su piel.

Si queréis recuperar el esplendor y brillo perdido en vuestra piel, os recomendamos leer nuestro artículo “Rejuvenecimiento facial sin cirugía“.

¿Qué os parecen los efectos de la bioestimulación como lo último en antiaging facial?

Comparte este artículo