Cómo comenzar a hacer ejercicio

Cómo comenzar a hacer ejercicio
Comparte este artículo
Autor: Comentar
Comenzar a hacer ejercicios es todo un tema. Hay personas que suelen comenzar a practicar gimnasia aeróbica con mucho ímpetu, demasiado quizá, pero parece ser que es proporcional el ímpetu con que se comienza a lo rápido que se abandona la rutina deportiva.

gimnasia1

Entonces, lo mejor es analizarse una misma para evitar el abandono que de nada sirve. Una de las cosas que debemos considerar es si nos adaptamos mejor a ejercitarnos fuera en un gimnasio o a practicar en la casa con ayuda de un DVD. Practicar en la casa es muy simple, sólo necesitas un DVD de ejercicios, una colchoneta, dos pesas de un kilo, y un CD de música relajante o un DVD de yoga para la elongación final. Es amplia la oferta de videos que hay en el mercado y todos persiguen el mismo objetivo: fortalecer el cuerpo. Además, si se ejercita al menos 40 minutos, dos veces por semana, se pueden tonificar los músculos y quemar 300kcal cada vez, lo suficiente para sentirse mejor. Es importante para hacer gimnasia en la casa seguir al pie de la letra las instrucciones del video, así el ejercicio es completo. Con las pesas se puede trabajar y fortalecer los brazos y los hombros como lo indique el instructor. También, estos videos, proponen abdominales y ejercicios para los glúteos.Una clase de video de una rutina cardiovascular puede durar 50 minutos e incluye ejercicios que desarrollan los músculos, la velocidad y la agilidad y la coordinación mental a la vez que se consumen unas 500kcal. Después de terminar con toda la rutina de ejercicios va a llegar el momento de la elongación. O bien se puede poner un CD con esos temas que tanto gustan y que ayudan a relajarse o un DVD de yoga. Cualquiera de los dos es útil para elongar, lo que agrega de añadidura el yoga es que va a ayudar a flexibilizar el cuerpo, relajar la columna y aliviar dolores cervicales. La ventaja de no salir de la casa para ejercitarse radica en la comodidad pero justamente esta comodidad puede jugar en contra; hay personas que les resulta más fácil adquirir el hábito de ir a un gimnasio porque se sienten comprometidas con esta tarea. Además, el hecho de salir y establecer vínculos con otras personas es muy importante también y supone una ventaja por sobre la gimnasia en casa. La otra gran ventaja de acudir a un gimnasio, es poder preguntar a un especialista o entrenador cualquier duda que surja en el momento así como la oportunidad de ser corregidos en caso de estar haciendo mal un ejercicio. Se cree que todas las personas deberían plantearse algún tipo de actividad física acorde a sus capacidades y luego de consultarlo con el médico. Luego se debe elegir la manera en que se va a hacer el ejercicio o la caminata,  mentalizarse para tener constancia y por último elegir la hora del día más adecuada; hay que tener en cuenta que practicar ejercicios de mañana mejora la circulación sanguínea y agiliza la mente, en cambio, de noche, alivia las tensiones acumuladas durante el día y ayuda a descansar mejor. Imagen: Combust
Por:
Etiquetas:
Categorías: General
Comparte este artículo