Cómo eliminar los hongos de las uñas de los pies

Cómo eliminar los hongos de las uñas de los pies
Comparte este artículo
Autor: Comentar

¿Has notado un cambio de aspecto en las uñas de tus pies? Es posible que no te hayas dado cuenta antes y cuando te has ido a cortar las uñas, te has fijado que una de ellas no tiene el mismo color que las demás.

_A5O2415

Si no es un golpe, es posible que estés ante hongos. No te preocupes, porque, aunque son pesados de quitar, te vamos a dar algún consejo para que consigas eliminarlos y recuperar la belleza de tus uñas.

Para descubrir que tus uñas están afectadas por hongos, deberás fijarte bien y observar si, además de tomar un color amarillento, también se han vuelto un poco más gruesas.

Si además de estos dos síntomas, se están empezando a despegar de la piel, seguramente estés ante un caso de hongos. Otra de las señales que pueden hacerte pensar que son hongos es que la zona de alrededor de la uña esté roja, hinchada o notes escozor.

Ahora que ya sabes cómo detectarlos, podemos decirte que los motivos por los que suelen aparecer son, normalmente,  cuando los pies están expuestos a humedad durante mucho tiempo. Las personas que trabajan con agua, en piscinas, son más propensas a este tipo de afección. Para prevenirlos, asegúrate de secarte bien los pies cuando sales de la ducha, utilizar zapatos que permitan la respiración de pie, utilizar chanclas en duchas comunes de vestuarios y mantener las uñas cortas, entre otros cuidados.

Por otra parte, una vez que se ha instalado el hongo en tus uñas, es complicado deshacerse de él, pero hay remedios. Puedes optar por alguno casero. Uno de ellos es sumergir los pies en agua con mucho limón, o incluso,  frotar el limón directamente sobre la uña afectada.


También puedes utilizar, en vez de limón, vinagre. Aunque nosotros, te recomendamos que si no consigues eliminarlos con estos remedios caseros, vayas al médico para que pueda darte un tratamiento que se ajuste a lo avanzada que esté la afección.

Fuente de la imagen ThinkStock.

Comparte este artículo