Cómo maquillar los labios correctamente

Cómo maquillar los labios correctamente
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los labios se encuentran continuamente expuestos a los efectos del sol, del frío, de la humedad, de los ambientes secos, del viento, de las calefacciones y de la contaminación. Para poderlos tener en perfectas condiciones, con salud principalmente y que se vean bonitos, hay que cuidarlos de una forma sencilla para que cuando los maquillemos luzcan a la perfección.

maquillar labios

El principal problema que se encuentran los labios a lo largo de la vida es la deshidratación y el envejecimiento por la pérdida de colágeno. Hay que procurar darle unos sencillos cuidados para que cuando los llevemos al natural o maquillados, podamos sacar el máximo partido de ellos y los tengamos en perfecto estado de salud.

Antes de maquillarnos los labios, debemos de tenerlos bien hidratados con cremas o cacaos balsámicos que harán que nuestro maquillaje dure más y de este modo, haremos que desaparezcan las feas pielecillas que muchas veces aparecen en los labios cuando están secos. Tras la hidratación, podremos perfilar los labios, con un color idéntico al que vamos a utilizar en el pintalabios o bien uno del tono de nuestros labios para que quede natural y apenas se note. Después aplicaremos el maquillaje de labios gracias a un pequeño pincel, plano o redondeado de media dureza para poder controlarlo mejor, rellenando las zonas de mayor volumen primero para terminar por las partes más finas y delicadas, una vez cogido más el pulso y habiendo rellenado casi todo el labio. Encima podremos aplicar glos también con pincel, esta vez más blando para poder extender con menos manos el último paso.

Manchar o no manchar, dependerá de lo cremosos e hidratantes que sean los labiales, cuanto más secos, menos mancha darán pero tenderán a deshidratar a nuestros labios.

Retocar cada hora o par de ellas, nos ayudará a mantener el trabajo correctamente y a la vez hidrataremos los labios, evitando que se nos agrieten e incluso que nos salgan heriditas. La clave de un buen maquillaje, es trabajarlo en privado, en la intimidad.

Comparte este artículo