Cómo organizar una sesión de spa en tu baño

Cómo organizar una sesión de spa en tu baño
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Poder disfrutar de una sesión de spa es un placer que todas merecemos. Pero si por motivos económicos o por falta de tiempo no puedes acudir a un centro, no tienes por qué renunciar a tu momento de relax. Te propongo que organices tu sesión de spa en tu propio cuarto de baño.

1334837_woman_soaking_feet_at_spa

Cuando se trata de relajarnos y dedicarnos un poco de tiempo a nosotras mismas, el cuarto de baño de tu casa es un lugar tan bueno como cualquier otro. Con algunos trucos, podemos conseguir la atmósfera relajada y el ambiente cálido y sugerente que tendríamos en un spa pero en la comodidad de nuestro hogar.

Lo primero es proveernos de los productos necesarios para nuestro spa casero.

– Elige un aceite esencial que puedes calentar en un quemador específico para ello o verter unas gotas en un recipiente con agua muy caliente, como la lavanda con conocidas propiedades relajantes y dejar que se disperse en el ambiente.

Ármate con un buen exfoliante para rostro y cuerpo, así como una mascarilla de cabello y otra para el rostro.

– Escoge un champú y un gel de baño con propiedades beneficiosas y con un aroma que te resulte especialmente agradable, así como una hidratante para rostro y cuello.

Decora tu baño con velas aromáticas de distintos tamaños y colores cuidando que los olores armonicen entre sí.  Puedes poner pétalos de flores para un efecto más romántico y sugerente.

– Selecciona un CD suave y ponlo bajito. Se trata de relajarse y disfrutar, así que nada de música estridente ni a volúmenes altos.

– Y si te apetece, sírvete una copa de buen vino (o lo que quieras, un zumo, un combinado… ).

Ahora sólo tienes que encender las velas, apagar las luces, dejar que la música te envuelva y recrearte en tu particular universo de relax y belleza donde el tiempo lo pones tú.

Fuente de la imagen: yenhoon

Comparte este artículo