Cuperosis, cómo eliminarla y cómo disimularla

Cuperosis, cómo eliminarla y cómo disimularla
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Aunque las mejillas sonrosadas parecen ser testigo de una vida saludable, pero cuando se encuentra en ellas un color rojizo, consecuencia de pequeños capilares dilatados, que enrojecen las mejillas y aletas de la nariz, aparece un problema de piel y estético, denominado cuperosis, donde aparecen lesiones vasculares.

Cuperosis, como eliminarla y como disimularla


La cuperosia aparece en pieles sensibles, que tienen tendencia  a la congestión, con la aparición de pequeños capilares venosos, que aparecen dilatados y provocan manchas rojizas en la zona medial del rostro, como consecuencia de una mala circulación sanguínea del retorno venoso.

Se deberán evitar los cambios bruscos de temperatura, eliminar el alcohol, el tabaco y llevar una alimentación saludable. También habrá que tener en cuenta la exposición al frío y al sol excesivo, trastornos de tipo nerviosos, desajustes hormonales o el embarazo entre otros.

Entre los trucos caseros, destinados a eliminar la cuperosis destacan la aplicación de zumo de puerros y leche, que puedes ponerte dos veces por semana y otro remedio eficaz es aplicarte medio limón en la zona afectada, antes de la aplicación de una crema a base de aceite de germen de trigo, que puedes aplicar antes de acostarte.

Si quieres disimular la cuperosis,  debes de aplicar una crema hidratante en el rostro, después   una base y polvos en color verde, un color capaz de absorber el enrojecimiento, hasta hacerlo desaparecer; puedes encontrar   polvos, cremas y correctores de base verde,  formulados para este objetivo y que adquieren una tonalidad  similar a la de la piel.

Desde luego la forma más efectiva de mantenerse a raya, es su prevención, pero en caso de que aparezca se puede tratar mediante técnicas de láser o electrocoagulación. El tratamiento en cabina que se realiza, requiere para que sea efectivo, aplicar unas diez sesiones, una por semana y una de mantenimiento al mes.

Será necesario mantener la piel bien limpia para la aplicación de la técnica elegida, como peelings, leche limpiadora o pulverizaciones calmantes, pero que no contengan vapor, contraindicado para esta afección. Después el tratamiento se podrá realizar a base de cremas vasoconstrictoras, drenaje linfático o láser.

El siguiente paso es aplicar una crema hidratante, calmante, y descongestiva y dar consejos adecuados al paciente, como el uso de lociones calmantes para la limpieza y cremas hidratantes con protección solar para el día y por la noche estarán indicadas las cremas calmantes para la limpieza y cremas hidratantes y descongestionantes.

: ArNi Herrera/flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Maquillaje, Tratamientos de belleza
Comparte este artículo