Diferencias entre baño turco y sauna

Diferencias entre baño turco y sauna
Comparte este artículo
Autor: 4
El cuidado del cuerpo es una de las tareas a las que les quisierámos dedicar más tiempo del que actualmente le dedicamos, aunque para ello hay que conocer lo que nos beneficia y lo que no. Hoy en el blog de belleza disfrutaremos de un baño de placer. ¡Acompañanos! Tanto en la Sauna como en el Baño Turco estamos expuestos a las altas temperaturas. En el interior de una sauna la temperatura oscila entre los 80° a 100° es un baño de vapor seco con una humedad de tan sólo 20%. La llamada sauna seca es de origen finlandés y los elementos que forman la sauna son, la cabina y la estufa, y también los elementos de enfriamiento del cuerpo que pueden ser piscina, ducha, bañera y en algunos lugares como en Finlandia utilizan también lugares naturales como un río o un lago. En cuanto a la cabina tradicional es una construcción de madera, donde encontramos varios bancos a diferentes alturas y una estufa que está cubierta de piedras que producen vapor cuando se les arroja agua sobre ellas. Los beneficios que trae la sauna para nuestra salud es que produce la descongestión nasal, mejora los dolores de cabeza y jaquecas, libera toxinas a través de la rápida circulación de la sangre. El cuerpo pierde peso como resultado de la pérdida de fluidos por la transpiración, éstos serán reestablecidos luego por la ingestión de líquido. En la sauna el corazón tiene batidas cardíacas más aceleradas ya que intenta refrigerar el cuerpo, de esta forma por cada media hora de sauna el cuerpo quema entre 300 a 500 calorías, pero es conveniente aclarar que no todas las personas consiguen realizar inicialmente 30 minutos de sesión. Como contra-indicaciones podemos decir como una referencia que no deben tomar sauna personas con problemas de corazón, tensión arterial baja, problemas venosos crónicos, hipertiroidismo, embarazadas en sus primeros meses de embarazo, siendo siempre importante consultar antes al médico. El baño turco es la variante húmeda de una sauna. La temperatura va de 40° a 45° es un baño de vapor húmedo que induce a una relajación muscular. El baño turco que tuvo precisamente su origen en Turquía, fue muy apreciado en la Antigua Roma siendo también bastante común en la Antigua Grecia entre otros pueblos que lo utilizaban. Tiene su origen y fundamento medicinal en la limpieza de los poros e hidratación de la piel, dejándola más suave y libre de impurezas. Para tomar un baño turco se hará una relajación en un cuarto llamado cuarto frío que está calentado por aire caliente que fluye continuamente, luego se pasa a otro cuarto con la temperatura más elevada (cuarto caliente) después la persona se sumerge en un baño de agua fría, recibe un masaje y pasa al cuarto de enfriamiento, que sirve para relajarse. También es conveniente antes de tomar un baño turco el consultar al médico porque al igual que la sauna puede traerle problemas a personas con hipertensión arterial alta, embarazadas, o personas con problemas de corazón. Gran parte de las personas llevan una vida sedentaria y llena de estrés, esto sumado a la mala alimentación, el tabaco y el alcohol, nos lleva a tener problemas de salud , tanto la sauna como el baño turco son una alternativa para tener una mejor calidad vida. La correcta utilización de ambos trae beneficios para nuestra salud.
Por:
Etiquetas: , , ,
Categorías: General
Comparte este artículo
  • avatar
    JC

    Que buena información, no encontraba una buena diferenciación, porfin!

    • avatar
      Juan Arias

      Me he hecho socio de un centro deportivo, y tomo a diario unos 7 u 8 minutos de sauna y seguido lo mismo en un baño turco, ¿estoy haciendo algo mal?

  • avatar
    andres laudicio

    me parcen muy interesantes sus mensajes y enseñanzas y he aprendido porque en un sauna ya sea humedo o seco en uno se quema calorias y en el otro no, muchas gracias ANDRES!

  • avatar
    veronica

    hola,me podrian decir que baño debo realizar primero,si el sauna seco o el baño finlandes(vapor humedo),gracias