Guía para adelgazar

Guía para adelgazar
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Nada peor para una dieta que postergarla o esconderse de la realidad. Uno de los mejores aliados al momento de hacer una dieta es evitar sentir hambre y manejar bien los tiempos de respuesta de saciedad del cerebro. Para llevar a cabo una dieta hasta el final he aquí unos  consejos prácticos para tener en cuenta siempre, incluso después de haber alcanzado el peso ideal, en la dieta de mantenimiento.

dieta

– Comienza hoy, no dejes para el lunes. Postergar sólo prolonga el comienzo del tratamiento para adelgazar. Estar obeso es estar enfermo y nadie suele postergar tomar un medicamento. Así que lo mejor es comenzar cuanto antes. Mantén una actitud positiva al fin y al cabo debes estar feliz de comenzar a curarte con una dieta.

– No saltes comidas, si tiene poco tiempo o poca hambre, igual come una fruta o una ensalada. Pasar muchas horas sin comer provocará que en la próxima ingesta comas más de la cuenta. Se debe comer cada 2 o 3 horas alguna cosa.

– Bebe un vaso grande de agua o refresco dietetico antes de picotear fuera de horas. Picotear fuera de horas puede ser la causa de la ingestión excesiva de calorías. Un tentempié puede engordar demasiado y arruinar todo el esfuerzo en las demás horas del día. Por eso se debe tener a mano un alimento bajas calorías para las entrecomidas: galletas de arroz, galletas light con fibras, un yogur descremado, etc.

– Sirve la comida en platos pequeños y deja las fuentes en la cocina. Al no tener la fuente cerca de tu plato pensarás dos veces en ir a servirte más. El plato doble no se puede permitir jamás, aun siendo la comida dietética porque expande el estómago y sentirás más hambre. Otro consejo muy importante es no dejar el plato limpio. Acostumbrarse a dejar algo sin comer.

Imagen | Fl4y

Por:
Etiquetas:
Categorías: Dietas
Comparte este artículo