Las mútiples aplicaciones del aceite de oliva

Las mútiples aplicaciones del aceite de oliva
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El aceite de oliva, además de tener múltiples propiedades para la salud, contiene grandes propiedades, muy beneficiosas en belleza, en especial para la piel y el cabello.

Para el cabello, el aceite de oliva actúa como un acondicionador excelente. Debes de aplicarle sobre el cabello limpio, envuelve en una toalla caliente y dejar reposar unos 20 minutos y enjuaga bien.

137302557


En el cabello seco, puedes utilizarlo caliente y cuando el cabello se encuentra quebradizo, puedes mezclar media taza de aceite de oliva y un huevo batido y déjalo actuar en tu pelo durante 45 minutos; después puedes lavarlo como de costumbre.

También el pelo encrespado y la caspa pueden ser tratados con aceite de oliva; incluso después del lavado, en pelo  seco,  puedes aplicarlo  para evitar puntas abiertas y obtener un cabello más suave.

Es útil para retirar los restos del maquillaje y la máscara de pestañas,  a la vez que deja la piel y pestañas hidratadas. En los labios da buenos resultados para hidratarlos y reducir las grietas que aparecen en ellos. Sumergir las uñas en aceite de oliva, ayuda a fortalecerlas, suaviza la cutículas y evita la rotura de la uñas.

Un buen remedio para la piel seca, especialmente para las manos secas, es el aceite de oliva, ya que las deja muy suaves. Aplícalo  por la  noche y masajea bien; retira el exceso del aceite con el tejido.

El aceite de oliva, mezclado con la misma cantidad de miel y con la mitad de azúcar, ayuda a exfoliar las manos, pies y otras partes del cuerpo, haciendo que la piel se muestre suave y tersa.


La mezcla también es muy adecuada para los talones secos y agrietados, que puedes aplicar en tus pies, antes de acostarte; masajea convenientemente y colócate en ellos unos calcetines; en poco tiempo tendrás unos pies con una piel suave y flexible y con un aspecto  más saludable. El aceite de oliva es beneficioso para masajear e hidratar cualquier parte del cuerpo.

Fuente Imagen ThinkStock.

Comparte este artículo