Lifting facial: ¿qué es?

Lifting facial: ¿qué es?
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Es posible que en alguna ocasión hayas pensado en hacerte un lifting facial para rejuvenecer la piel de tu rostro. El mencionado lifting facial se hace a través de cirugía estética, pero es posible que no quieras invertir tanto dinero en una operación así o que, simplemente, no quieras pasar por el quirófano.lifting facial

Sin embargo, no hace falta que pases por una sala de operaciones si no quieres. Vamos a darte unos cuantos consejos para que te hagas un lifting facial casero. ¿Preparado para quitarte unos años de encima?

El lifting facial es conocido como un estiramiento de la piel de la cara y el cuello que, con el paso de los años, ha perdido su aspecto terso y joven. Las arrugas en la piel aparecen a medida que va pasando el tiempo, sobre todo en la zona de alrededor de la boca y la nariz, así como de los ojos y entre las cejas. Además, el cuello también es una zona afectada por las arrugas propias de la edad.

Para hacerte un lifting facial en casa, puedes hacerlo de dos formas; bien con mascarillas o bien con diversos ejercicios indicados para la musculatura del rostro. Éstos últimos se basan en repetir diferentes gestos con la cara (boca, ojos, e incluso orejas) para conseguir que la musculatura esté tensa y, por tanto, la piel conserve el tono también.

qué es el lifting facial

Uno de los ejercicios que te recomendamos para tu lifting facial es el de fruncir los labios, dejando la boca semiabierta (como si fueras a silbar). Mantén esta posición durante unos 20 segundos aproximadamente.

Otro ejercicio es el de abrir los ojos y levantar las cejas (como si pusieras gesto de sorpresa). Abre la boca lo máximo posible al igual que los ojos, y mantén esta posición durante unos 20 segundos. Éste junto al otro ejercicio, deberás combinarlo durante unos dos minutos todos los días. Aunque te parezca algo muy simple, te servirá para mantener las arrugas a raya.

En cuanto a las mascarillas, encontrarás múltiples combinaciones, entre ellas la de limón. Para realizarla, tan sólo tendrás que mezclar un huevo batido, 4 cucharadas de leche en polvo, una cucharada de avellana y jugo de limón. A continuación, aplícala en el rostro y el cuello, dejándola actuar durante unos 15 minutos y después, para terminar, retírala con un paño mojado en agua tibia.

Comparte este artículo