Lo último en extensiones de pestañas

Lo último en extensiones de pestañas
Comparte este artículo
Autor: 1

A diferencia de las pestañas postizas que son sintéticas, las extensiones de pestañas están fabricadas con pelo natural, no molestan y su aplicación, que se realiza una a una, ofrece un resultado muy natural.

Lo ultimo en extensiones de pestañas

Además de la máscara de pestañas y el juego cromático que te proporcionan las sombras de ojos, hay muchas mujeres que buscan lucir unas pestañas de cine, y esto lo pueden conseguir, si tienen la posibilidad de permitirse  unas extensiones de pestañas fabricadas con pelo natural.

¿Por qué? esta técnica está especialmente indicada para mujeres con pestañas cortas, despobladas y sin curvatura o para las que están acostumbradas a utilizar las versiones de pestañas postizas.



Esta técnica suele durar entre hora y media y dos horas en realizarse.  Lo primero,  es  analizar el tamaño del ojo para elegir la   longitud de la extensión de la pestaña  más adecuada. Después,  se debe de aplicar las extensiones de una en una sobre cada una de las pestañas, desde la mitad del borde palpebral hasta el vértice exterior.

Para adherirlas y asegurar una permanencia prolongada, se aplica una silicona especial sobre cada pestaña natural. Después de 24 horas, las pestañas pueden ser maquilladas con una máscara que no sea resistente al agua y para desmaquillarse hay que utilizar productos libres de aceite, pero debes de hacer retoques cada tres semanas.

Las extensiones Xtreme Lashes, si se aplican correctamente, proporcionan  un aspecto natural, es decir,  como si fueran tus propias pestañas. Cada extensión de pestaña sintética está formada como una pestaña natural. La base de la pestaña es más gruesa que la punta y la pestaña es rizada, gracias a la última tecnología de J-Curl,  que elimina la necesidad de un rulo de pestaña. Además,  las extensiones Xtreme Lashes tienen muy poco peso y dan  la sensación de que fueran tus propias pestañas.

Imagen de: ciudadvalencia

Comparte este artículo
  • avatar
    marcela

    quero `pestañas por que no tengo