Mantener el tipo y evitar la celulitis

Mantener el tipo y evitar la celulitis
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El verano es la época en la que más nos preocupa la celulitis ya que es cuándo más la notamos, pues es cuando más usamos ropa destapada que deja ver nuestras cualidades físicas pero también enseña en ocasiones aquello que no queremos que se note, este es entonces un indicador clave para entender que ahí no termina la cosa, que el cuidarnos y mantener el tipo deberá ser una tarea a la que debemos prestar atención durante todo el año, independiente en la época que estemos.

mujer desnuda

Ejercicio físico

Lo primero, olvidarte del ascensor ya que no hay nada mejor que un poco de ejercicio diario desde casa, sin necesidad de ir al gimnasio como una manera para atacar la celulitis.

Como segundo aspecto, camina al menos media hora cada día esto te ayudará a fortalecer los músculos, y así en poco tiempo disfrutaras de unas piernas más fuertes y libres de celulitis y flacidez.

Hay que tener presente que el ejercicio físico es indispensable para combatir la celulitis, ya que contribuye a la combustión de calorías, impide la acumulación de grasa, tonifica los músculos además de favorecer la circulación.

Para mantener unas piernas libres de celulitis es bueno también tumbarse con las piernas en alto, doblar un poco las rodillas y volver siempre a la posición inicial y repetir unas 10 veces. Para tonificar pechos y brazos es importante practicar la natación acompañando también ejercicios con pesas, los aeróbicos por ejemplo son un tratamiento ideal, sobretodo si se tiene una celulitis avanzada.

Para mantener tu tipo, el ejercicio deberá ser tu mayor aliado, así que ahora podrás nadar, montar en bici y caminar, esto no solamente te ayudara a quemar calorías sino que contribuirá a tonificar, endurecer y moldear cada zona de tu cuerpo.

Cosmética

Sea cual sea el tratamiento o tipo de ejercicio que realices para mantener tu tipo es importante que lo acompañes con productos anticelulíticos con sustancias nutritivas que contribuyan al mejoramiento de la piel (dermis), al igual que emolientes e hidratantes que mejoren las condiciones de la epidermis.


Es difícil pensar que por el hecho de usar un tratamiento u otro la celulitis y el tipo lleguen a ser del todo ideales, pues en ocasiones muchos de los factores que los causan no son solamente físicos sino a nivel hormonal, o simplemente la constitución del cuerpo que cada quien tiene; lo importante en este caso es aplicar tratamientos para no permitir que esto continúe creciendo, e ir poco a poco frenando y trancando los problemas que aparecen pues es también una forma de rejuvenecer.

Comparte este artículo