Mantenerse bella en el embarazo

Mantenerse bella en el embarazo
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Cuidar todos los aspectos que cuando se está embarazada ayuda a mantener el cuerpo femenino para después del parto. Es una buena manera de recibir alegría por todas partes; la alegría de ser madre y no dejar de ser hermosa. Además de seguir al pie de la letra los cuidados que el médico recomienda, conviene armonizarlos con algunos consejos básicos que ayudarán a sentirse mejor en cuerpo y alma.

2215534819_214619eaf7

* Incremente el pescado en sus aperitivos y por nada del mundo abandonar el consumo de frutas y verduras.

* Cuide su peso de manera de no aumentar más de un kilogramo por mes y no permita descensos rápidos del mismo.

* ¡No se olvide que ahora hay dos comiendo aquí!

* Mantener el peso implicará ejercicios livianos, de tipo aeróbicos pero sin flexiones abdominales.

* Estos ejercicios se utilizan en la quema de calorías. Además dan tono muscular y capacidad vital, es decir, mayor volumen de aire en los pulmones.

* Conservar el peso bajo control significa gran parte de la prevención de estrías y celulitis.

* Vemos entonces que la primera medida de prevención es encontrar la dieta correcta, las rutinas de ejercicios adecuados y una postura optimista que involucre sentimientos, buena respiración, tratamientos especiales y ganas de vivir.

* Son estos algunos secretos efectivos para minimizar los deterioros en la belleza, aprovechar los nutrientes básicos de la naturaleza y sentir la alegría de una mente sana.

* Debe recordarse que la mayoría de las enfermedades provienen del mundo afectivo y emocional.

* La depresión de la mujer que recientemente ha sido madre (depresión postparto) encuentra sus raíces en causas más o menos evidentes:

* Satisfacer la necesidad de descanso, la distensión por el alivio, el decaimiento físico por el esfuerzo, la satisfacción de las ansias, las huellas del proceso en la belleza y su consecuente molestia psicológica, la visualización del trabajo enorme que espera por delante.

* La mejor receta es entonces, primero la certeza de poder salir airosa, después la rápida investigación de tu mejor dieta, la consulta constante al médico que te lleva el embarazo y la permanente actividad de tu cuerpo y mente y su merecido descanso.

* Si bien son reconfortante al alma los paseos al sol, cuida tu piel con protector para evitar las molestas manchas en el rostro. El protector debe ser de alta cobertura, es decir de un factor 30 para arriba.

* El embarazo es un ensayo de hormonas manifestándose y esta química puede aflorar a tu rostro si no te proteges del sol y te cuidas de las comidas picantes que pueden provocar irritaciones indeseadas.

* Higiene, buena hidratación, control del peso, para que la piel del cuerpo no sufra el daño de las estrías ni de la celulitis cuando se han acumulado grasas, algún deporte aeróbico que además entrene en las mejores técnica de respiración y una buena disposición hacia la vida bastan para revertir el decaimiento de este proceso natural.

Imagen|Arwen

Comparte este artículo