Mascarillas faciales naturales

Mascarillas faciales naturales
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Cuando ingerimos frutas y verduras estamos aportando al organismo muchas vitaminas y proteínas. Pero esta no es la única oportunidad que tenemos de aprovechar las cualidades de los vegetales, también podremos hacernos mascarillas que refrescarán y nutrirán nuestra piel.

Te daremos algunas recetas para que tengas en cuenta a la hora de hacerte mascarillas.

Si tienes tu piel seca te aconsejamos que realices un puré de batata y jugo de tomates, luego podrás aplicarlo en tu piel hasta que se seque. Cuando esto pase,  retíralo con agua tibia. Cuando hayas retirado la máscara,  coloca en tu rostro una loción de manzanilla, y así el tratamiento quedará completo.

rostro

También podrás realizar una mascarilla con hojas de espinacas que hayan hervido en leche. Cuando estén tibias deberás envolverlas en una gasa y aplicarlas en tu rostro. Continúa tonificando con agua mineral o agua de rosas.

Otra buena alternativa para mantener tu piel seca en óptimos estados consiste en  hacer un jugo de lechuga, colócala a través de compresas, es una alternativa para relajar y aclarar pieles.

Realiza un refrescante jugo de cebollas y luego aplícatelo con compresas, luego masajear la zona con el objetivo de obtener calor en esta parte. Para terminar el tratamiento puedes aplicarte el aceite de almendras en el rostro. La cebolla actuará como un buen depurador que elimina, usado periódicamente, las manchas de la piel.

Puedes hacerte una mascarilla con un puré de palta o aguacate aplicándola en el rostro. Cuando esta se ponga seca,  retírala con agua tibia. Tonifica con agua de azahar. Es una excelente alternativa antiarrugas.

Para nutrir los músculos de tu rostro podrás aplicarte rodajas de pepinos o su jugo por medio de compresas. Esto causará un efecto suavizante y astringente que , además, te permitirá mantener la elasticidad y los nutrientes de la piel.

Para aclarar la piel podrás hacer un jugo de la parte blanca de lo puerros.

Si tu rostro se ve cansado, nada mejor que realizar una crema de pulpa de durazno con una yema de huevo. Estos permitirán suavizar e hidratar la piel.

Si quieres ampliar la información sobre los cuidados de tu piel, puedes visitar nuestro Especial Cuida tu piel. En este lugar encontrarás muy diversos artículos elaborados para aconsejarte sobre cómo debes proteger tu piel y así disfrutar de una vida sana.

Foto | Flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos de belleza
Comparte este artículo