Prevenir la aparición de varices

Prevenir la aparición de varices
Comparte este artículo
Autor: Comentar


La mayor parte de las mujeres se preocupan mucho cuando comienzan a surgir aquellos pequeños derrames color rojo en las piernas, que son la primeras manifestaciones de las tan temidas varices.
Existen personas que tienen mayor predisposición a tener dilatación en las venas, sin embargo, hay ciertos hábitos que también contribuyen para el surgimiento de las varices.

Las varices son una dolencia crónica con una evolución progresiva y la primera manifestación surge aproximadamente a los 20 años.

Las mujeres tienen mayor predisposición a tener varices que los hombres, aunque esto puede estar relacionado con una cuestión hormonal, a pesar que no existen estudios que categóricamente afirmen esta tendencia.

Sin embargo, sí se ha comprobado que la gestación es uno de los factores que traen aparejada la aparición de varices. Otra momento de la vida en que acostumbran aparecer es en la vejez, ya que cerca del 70% de la población de la tercera edad sufren de esta dolencia y de acuerdo a los especialistas esto se debe al envejecimiento de las paredes de las venas lo que contribuye a la dilatación de las mismas.

También la herencia genética es otro factor que puede influir, pero esto no está científicamente comprobado así como la propensión femenina para esta enfermedad, sino que se lo tiene como causa probable.

La menopausia es la causante de un desequilibrio hormonal y esto causa alteraciones venosas.

La buena noticias es que  existen algunos cuidados que se pueden tomar para controlar la aparición de varices como por ejemplo:

    • Controlar el peso: La obesidad es un factor que contribuye a que se dilaten las venas, porque el exceso de peso sobrecarga la función de las piernas.
    • Práctica de ejercicios físicos: Los músculos fortalecidos ayudan a la buena circulación.
    • Posición: Es conveniente no estar mucho tiempo en una misma posición y lo ideal es hacer estiramientos cada dos horas, principalmente si se desarrollan tareas donde se está mucho tiempo de pie.
    • Medias elásticas: Éstas ayudan a la circulación de sangre.
    • Tabaco: Evitar el tabaco es escencial para tener buena circulación.
    • Vestimenta: Se debe procurar utilizar ropa que sea amplia, suave y ventilada.
    • Calzado cómodo: imprescindible utilizar siempre que se pueda calzado amplio y suave.
    • Masajes: Aportan alivio luego de una jornada de trabajo ya sea que se ha estado mucho tiempo de pie o sentada, se pueden hacer los masajes con cremas específicas, después de un baño o ducha fría.
Por:
Etiquetas: , , , ,
Categorías: General
Comparte este artículo