Remedios caseros para aliviar quemaduras solares

Remedios caseros para aliviar quemaduras solares
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Nos tiramos todo el año esperando a que lleguen los primeros rayos de sol. Ésos que nos pongan morenos y,  sobre todo, nos aporten esa energía y vitalidad que sólo el sol puede darnos durante el verano. Sin embargo, nos exponemos los primeros días al sol y no nos da ni un respiro.

sol

Como ya sabes, este verano, los rayos ultravioleta son más agresivos que el anterior, por lo que tendrás que protegerte más si cabe con protectores solares. Si, aún así, habiéndote protegido del sol, te han salido esas incómodas quemaduras , te vamos a proponer unos cuantos remedios para que puedas aplicártelos sin salir de casa. Además de las lociones ‘aftersun’ , que puedes encontrar en cualquier farmacia, puedes probar alguno de los trucos que te damos para que elabores tú mismo.

-No hace falta que te guste la leche o el yogurt, porque no vamos a pedirte que lo ingieras, sino que lo apliques sobre esas quemaduras que tanto te están molestando. En cuanto a la leche, moja una gasa con ella, bien fría y aplícala sobre el área quemada durante una media hora. Repite esta operación cada dos y cuatro horas, dependiendo de la quemadura.

-En cuanto al yogurt, no es necesario que lo apliques con una gasa. Puedes disponerlo directamente sobre la piel con una cuchara, con cuidado de no arañarte al echarlo. Después, date una ducha de agua fría y sécate la piel con mucho cuidado.

-Dejando los lácteos a un lado, si lo que quieres es un alivio inmediato, utiliza el melón. Coge la pulpa central del melón, aplástalo con un tenedor y aplícala con una gasa durante unos diez minutos.  Otro remedio es utilizando tomate natural. Mezcla dos cucharadas pequeñas de jugo de tomate con un poco de bicarbonato, y después aplícalo sobre la zona afectada.

-También puedes decantarte por el té verde frío. Éste es rico en antioxidantes que combaten el daño causado por los radicales libres. Aplícalo sobre la zona afectada y déjalo actuar durante varias horas. Otros remedios son el pepino, la patata o la zanahoria. A pesar de que te hemos dado unos cuantos remedios caseros, protégete bien antes de exponerte al  sol, recuerda que siempre es mejor prevenir que curar.

Fuente de la imagen:  Style Lovely

Comparte este artículo