Trucos caseros para hidratar nuestro pelo

Trucos caseros para hidratar nuestro pelo
Comparte este artículo
Autor: Comentar
Es importante revitalizar el cabello, cuando se encuentra seco o dañado y aunque existen variados productos que prometen una completa hidratación, no hay que olvidar la gran cantidad de productos caseros, mucho más asequibles, que pueden restaurar el cabello reseco y estropeado. 120736268 Manteca de karité Rica en vitamina A, esta crema protege muy bien el cabello seco, y evita la posible irritación y sequedad; debe de estar libre de aditivos y colorantes y se debe de aplicar al cabello,   al menos,  un par de veces al día para hidratar profundamente el pelo seco. Huevos Si tu cabello está bastante dañado, es muy útil la utilización de huevos. Aplica  los huevos batidos en el cabello y trabaja bien la mezcla; después deja que los huevos se sequen en el cabello y recuerda no aplicar calor. Enjuaga el cabello con agua fría, en lugar de agua caliente. Utiliza tu champú habitual para eliminar el huevo y aclara bien. Aguacate El aguacate ayuda a nutrir tu cabello, aplicando directamente el aguacate machacado en el cabello, o una mezcla de aguacate con aceite, miel o mayonesa. Deja que actúe unos 15 a 20 minutos y después  enjuaga; ayudará  a dejar el cabello suave, brillante y más manejable. Aceite caliente Los tratamientos de aceite caliente para el cabello, ayudan a hidratar, suavizar y resturar el cabello seco, como son el aceite de oliva virgen extra, el aceite prensado en frío de coco y el aceite de jojoba. Añade 1/2 taza de aceite en un tazón y colócalo sobre una palangana de agua caliente, hasta que esté tibio el aceite. Aplica una pequeña cantidad de aceite en el cabello ligeramente húmedo, incidiendo en las puntas y cubre con  film transparente, durante el tiempo que desees, y aclara después con agua caliente, pudiendo añadir una cucharada de vinagre de sidra de manzana, para eliminar el exceso de aceite; para estimular el cuero cabelludo, utiliza aceites esenciales como menta o romero. Fuente Imagen ThinkStock.
Comparte este artículo